Tuesday, 5 August 2008



Pude entonces oír de nuevo a los árboles de mi jardín mecer el silencio, las estrellas de la noche crepitaban, ¡Si! ¡yo podía oírlas!

No comments: