Saturday, 29 January 2011

Vivía en un mundo triste: Un rey degenerado, infantes enfermos. idiotas, enanos, lisiados.
Y algunos payasos monstruosos vestidos de príncipes, cuya misión era reirse de sí mismos y divertir a seres que vivían al margen de la vida. Presos de la etiqueta, el complot, la mentira. Unidos por la confesión y los remordimientos. Y en las puertas: el silencio, la fe

No comments: